sábado, 21 de abril de 2012

El Estado islandés declara una amnistía hipotecaria

Los mismos islandeses que arrojaron piedras al Parlamento en 2009 exigiendo responsabilidades a sus líderes y banqueros por el colapso económico del país están recogiendo los beneficios de su ira.

Desde finales de 2008, los bancos de la isla han perdonado créditos equivalentes al 13% del PIB del país, lo que reduce la carga de la deuda de más de un cuarto de la población, según un informe publicado este mes por la Asociación de Servicios Financieros de Islandia recogido por Bloomberg.

"Islandia tiene el récord mundial en el alivio de deuda de los hogares", aseguró Lars Christensen, economista jefe de mercados emergentes de Danske Bank.
Desde la quiebra de la banca islandesa en 2008 (por un total de 85.000 millones de dólares) los pasos que ha seguido la isla por renacer están demostrando ser eficaces.

La economía de Islandia superará este año el crecimiento medio de la zona del euro y de la OCDE.De hecho, la mayoría de las encuestas revelan que los islandeses no quieren unirse a la UE.

Un acuerdo entre el Gobierno y los bancos, que están en parte controlados por el Estado, ha hecho posible que a los islandeses se les perdonen unas deudas que superan el 110% del valor de sus viviendas.

Además de eso, el Tribunal Supremo islandés declaró ilegales, en junio de 2010, los préstamos que se encuentran indexados a monedas extranjeras, es decir, las familias ya no tienen que cubrir las pérdidas de la devaluación de su propia moneda.

"Sin esta ayuda de emergencia a la deuda de los hogares, los propietarios de viviendas se habrían visto enterrados bajo el peso de sus créditos después de que el ratio deuda/ingresos alcanzara el 240% en 2008" explica Thorolfur Matthiasson, profesor de economía en la Universidad de Islandia en Reykjavik.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada