lunes, 12 de marzo de 2012

Rechazo masivo en las calles a la reforma laboral y a los recortes

Las principales 60 ciudades españolas se han echado a la calle en manifestaciones convocadas por los principales sindicatos, UGT y CCOO, para protestar contra la reforma laboral y los recortes del Gobierno. Se trata de las primeras movilizaciones desde desde la convocatoria de una nueva huelga general para el 29 de marzo, por lo que servirán para medir la respuesta de los ciudadanos al anuncio de los sindicatos.
Cientos de miles de personas han respondido al llamamiento sindical. Hasta un millón y medio de manifestantes han llenado las calles en toda España, según los sindicatos. Sólo en Madrid, se han dado cita más de 500.000. La afluencia fue tal que los organizadores se vieron obligados a retrasar los discursos de los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, que han encabezado la marcha. Por su parte, fuentes policiales han indicado que los asistentes a la marcha han sido 30.000. 
Los sindicatos avisan de que "la huelga no será de un tono menor"  
Pasadas las 12.00 horas, arrancaba la manifestación desde la Plaza de Neptuno. La cabecera, con una pancarta con el lema "no a la reforma laboral inútil e ineficaz, defiende tus derechos y los servicios públicos" junto a otros lemas como "el PPatronal roba mi pan" o "recortes completos a reyes y cleros", no podía avanzar con lo que se ha abierto un hueco para que la movilización pueda continuar su recorrido para acabar en la Puerta de Alcalá. 
En una rueda de prensa antes de la manifestación, Méndez y Toxo advertían de que la reforma laboral va a provocar una regresión social de manera permanente y para toda la vida y han denunciado que el Gobierno haya hecho un "aprovechamiento inmoral" de la crisis para acabar con todo, algo que los sindicatos no van a permitir.
Toxo ha subrayado que el Ejecutivo está atizando el conflicto social y le ha recomendado que no se confíe en que el miedo va a atenazar a la gente "porque la huelga no será de un tono menor". Ha resaltado, asimismo, que el Gobierno ha decidido usar a los parados como un "chantaje" sobre el resto de la sociedad, lo que, a su juicio, les ha convertido en una especie de "rehenes".
Los organizdores cifran en 1,5 millones los manifestantes en toda España  
Ya después de la manifestación, los líderes sindicales han homenajeado a las víctimas del 11-M con un minuto de silencio. Para Méndez, decir que los sindicatos no honran a las víctimas al convocar la manifestación de hoy forma parte de la "historia general de la infamia" porque "jamás el ejercicio de un derecho puede ser una afrenta contra las víctimas del terrorismo". En este sentido, Toxo ha declarado que nadie puede arrogarse el monopolio del dolor, "porque es patrimonio de toda la sociedad".
Anteriormente, Méndez había instado al Gobierno de Mariano Rajoy a corregir en profundidad la reforma para evitar la huelga general. El líder de UGT ha defendido que la convocatoria de hoy son la expresión de un rechazo y una protesta "muy rotunda" contra la reforma. Además, para alentar la participación de los ciudadanos en la cita del 29 de marzo, Méndez ha dicho que "solo hay que tener miedo al propio miedo".
 

"Somos más que hace dos semanas"

Otra de las marchas más multitudinarias ha sido la de Barcelona, con 450.000 personas, según los sindicatos. La protesta, que ha transcurrido sin incidentes y entre un ambiente festivo, un grito se ha oído por encima de todos: "huelga, huelga general". "Hoy somos más que hace dos semanas, hemos vuelto a llenar el Paseo de Gracia; esta es la demostración de que tenemos muchos motivos, estamos llenos de razón. En 15 días paralizaremos el país, las empresas, los comercios, las calles", ha arengado el líder de CCOO en Catalunya, Joan Carles Gallego.

Las marchas aluden constantemente a la necesidad de una huelga general
Masiva también es la marcha que recorre las calles del centro de Valencia desde poco antes del mediodía, pues se ha convocado media hora antes que en el resto de España para no coincidir con la preparación de la "mascletá" de las Fallas. Este hecho ha llevado, además, a la subdelegación del Gobierno a modificar el itinerario inicial alegando motivos de seguridad, aunque para los sindicatos esta actuación ha pretendido "desmovilizar" a los manifestantes. A las 11:50, ha partido desde la plaza de San Agustín, encabezada por los principales dirigentes de ambos sindicatos.

En Sevilla, unos 70.000 personas, siempre según los organizadores, se han concentrado en la zona de la ronda histórica denominada Puerta de Carmona, para marchar hasta la Plaza de España. En la manifestación, que también ha sido convocada en las otras siete capitales de provincia andaluzas, participan los líderes regionales de CCOO y UGT, Francisco Carbonero y Manuel Pastrana, respectivamente, que han cifrado en 227.000 los participantes en las marchas en todo Andalucía.

Otras ciudades como Valladolid, Vigo o Gijón, con 80.000 manifestantes, han secundado el acto de protesta. También en Bilbao, donde pasadas las 12.30 horas, una pancarta en blanco en recuerdo de las víctimas del 11-M daba inicio a la marcha.

Fuente: Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada