viernes, 27 de enero de 2012

No culpable

No culpable en mi pueblo es inocente. Inocentes no son solo Camps y Costa, inocentes somos todos, vamos, que nos falta el monigote a la espalda. Esto es como el del chiste de Gila: "Me habréis matado a un hijo, pero ¡Y lo que nos hemos reído? Lo mismo de lo de Camps, no extraemos nada en claro, pero ¡Y lo que nos hemos reído? Todavía recuerdo ese momento en el que casi le roban el móvil al Bigotes en plena calle ¡Qué tensión!
En el mundo hay 7.000 millones de personas, de las que 45 millones son españoles, deberíamos empezar a dejar de preocuparnos solo de esa pequeña fracción.
Sabemos, lo sabemos y padecemos bien, que lo que emitimos al exterior resulta fundamental en nuestra economía, la confianza es muy importante para que nuestros amigos de los mercados no nos sacudan, lo global es local, la imagen que emitimos, la de nuestra clase política y la de nosotros mismos, es fundamental para que esos tipos compren nuestra deuda soberana o se vengan de vacaciones ¿Creen que lo de Camps, lo de Garzón, lo de Urdangarín, lo de Matas, lo de Blanco, es bueno para transmitir una buena imagen de quienes somos?  Les pongo un ejemplo, hoy el New York Times, periódico en el que no se observa esa inclinación patria a la derecha o izquierda, o por ser menos políticamene correcto, a rojos o a fachas, en un artículo de opinión afirma, leo textual, que "Sería trágico que el único condenado por crímenes franquistas fuese el juez que se atrevió a investigarlos" No sé si lo que opine el New York Times debe importarnos a nosotros o no, pero la pregunta es si a lo que viene siendo el extranjero le importa lo que diga el New York Times.
De la misma manera que Seinfield explica que si un extraterrerestre llegara a la tierra y observara el comportamiento de los humanos, extraería que la raza dominante en el planeta son los perros. Al ver por la calle como un perro lleva atado tras de sí a un humano, y que este recoje sus excrementos cuando defeca, tendría el extraterrestre claro quién manda aquí, de la misma manera, digo, trate de explicar usted a uno que viene de fuera lo de Camps, o lo de Garzón, o lo de Urdangarín, lo de Matas o lo de Blanco. Blanco se presenta con el mismo abogado de Garzón, y quién le acusa tiene el mismo abogado que quienes acusan a Garzón. Recuerdan, un día les dije que todo lo que pasa en España un día tendría gracia, bien, pues ese día fue ayer.

Extraído del blog de asuntos propios de rtve

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada